fbpx

Emprender: Lo bueno, lo malo y lo feo.

¡Difícil sí! ¡Imposible no!. Nadie dijo que emprender sea fácil, pero jamás imposible. No importa al giro comercial que te vayas a involucrar, cómo vayas a participar en el mercado, o que vayas a ofrecer, lo importante es emprender. Pero la pregunta sería ¿estás lista o listo para hacerlo?

Es por eso que te compartimos algunos puntos interesantes (recomendados por el equipo de Diarte) sobre lo bueno, lo malo y lo feo de emprender. 

Lo Bueno

  • Es tu proyecto, es tu marca, es tu negocio ¡y nadie te puede decir lo contrario! Siéntete orgulloso de lo que estás construyendo.
  • Tienes algo seguro, al inicio te costará mucho trabajo, pero con el paso del tiempo aprenderás de él. 
  • Vas a aprender a tener tolerancia, responsabilidad, a estudiar más. 

Lo malo

  • No vas a tener tiempo para descansar. Tienes que estar al pendiente de que todo funcione adecuadamente.
  • Te tienes que repartir en mil personas para que todo este operando oportunamente.
  • Tienes que hacer los trámites oportunos para operar, vas a perder tiempo en las filas largas, pero al final va a valer la pena. 

Lo feo

  • Los impuestos te van a comer. Si no haces bien tu contabilidad, te llegarán multas por parte del SAT.
  • Los primeros años no tendrás los oportunes márgenes de ganancias.
  • Tendrás que poner dinero de tu propio bolsillo. 

Pero verás que al final, todo tendrá su recompensa. ¿Crees qué nos hace falta otros puntos por destacar? ¿Qué opinas de lo que te decimos? ¿Estás list@ para seguir adelante con tu proyecto? Nos gustaría saber tus comentarios. 

1 comentario en “Emprender: Lo bueno, lo malo y lo feo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *